sábado, 11 de marzo de 2017

Reseña || Shaly

Título original: Shaly
Autor: Jm Real Lluch
Traducción: -
Libro: Autoconclusivo
Formato: Tapa blanda
Páginas: 726
Género: Ficción, Viajes

SinopsisEl reconocido traumatólogo Marçal Tafarell rememora, sabiendo cercano su fin, aquellos acontecimientos que más han influido y marcado el devenir de su existencia. Una vida que ha transcurrido entre Barcelona y La Seu d'Urgell, donde creció con su familia y amigos, y Estados Unidos, voluntario y temporal exilio profesional, con frecuentes estancias en África y Centroamérica colaborando con organismos internacionales en lugares conflictivos, y en los Balcanes, en donde su participación como cooperante durante la guerra fue crucial a partir del momento en que el destino entrecruzó su destino con el de la joven Shaly.

Su nieta Anthía, virtuosa concertista de piano residente ahora en Boston, recibe las pocas pertenencias de su abuelo al fallecer. Entre éstas su correspondencia con Shaly a través de la cual sabe de la relación que tuvo con su abuela Mercedes y su único hijo Uny, de sus viajes y experiencias como médico voluntario, de sus encontrados sentimientos y de las decisiones que se vio abocado a tomar en el transcurso de los años. Y descubre así mismo Bosnia, ≪esa zona entrañable de mis recuerdos≫ en expresión de Marçal.

Decide averiguar qué fue de aquella relación completamente ignorada por ella, pero que intuye trascendental para su abuelo. ¿Quién es Shaly? ¿Qué sucedió? ¿De dónde procedía y qué fue de ella? El lector lo irá descubriendo a medida que Anthía recorre y revive las páginas que Marçal dejó escritas en constante retrospectiva y con el fondo siempre presente del jazz y la música clásica.
Buy The Book Now at The Book Depository, Free Delivery World Wide También en Amazon
Mi Opinión
Antes que nada, quiero aclarar que no va a pasar fuera de Upside Down que yo agarre un libro por interés en su trama romántica. Y en Shaly hay un fuerte componente romántico, no en su formato tradicional (estilo juvenil o de novela romántica), pero sí es el hilo alrededor del cual se dirigen los personajes. Anthía no realmente, pero va en pos de los pasos de su abuelo y ella sí que siente interés por esa parte de su vida. 
Y también, le agradezco muchísimo al autor por el ejemplar. El trato con una editorial no siempre es fácil y él estuvo siempre al pendiente de eso, preocupado por proporcionarme el formato que me fuera más cómodo.

Ya pasando al libro. La primera mitad se me hizo muy pesada; en parte por los saltos entre presente y pasado, pero más que nada por la cantidad de información. Menciono especialmente los viajes de Marçal, porque tuve que hacer uso de Google con frecuencia para saber dónde estaba parado.


Y desde entonces, minutos pares contigo, Shaly. Minutos impares en ti.



Pero no es un aspecto del todo malo; si están dispuestos a leer con calma pueden aprender mucho a raíz de lo que vive el protagonista, ya que tuvo una vida errante e intereses variados. Eso sí, hay muchas notas tanto a pie de página como al final del libro. Yo recomiendo leerlo con una computadora a mano, de preferencia si es el ebook, porque hay links a vídeos en Youtube y probablemente vayan a querer saber más de alguna cosa mencionada. 
Como comentario extra, empecé a leerlo en mi Kindle y no tardó en darme flojera sacar el celular para abrir Youtube o para cargar Google. La lectura se hizo mucho más fluida cuando decidí pasarme a la computadora, aunque tiene la desventaja de cansarme mucho la vista. Supongo que en una tablet habría sido mucho más sencillo.

Sobre los personajes. Tuve un conflicto especial con Marçal; en realidad dos, el primero y más tonto fue que me cuesta mucho pronunciarlo. Este obstáculo en mi lectura es puramente personal, pero me detenía unos segundos cada vez que aparecía escrito. Lo mismo va para algunas palabras/frases en otros idiomas y algunos nombres geográficos.
El otro fue Shaly. Obviamente Shaly es uno de los pilares de la trama y figura relevante en las vidas de sus protagonistas, pero yo no logré empatizar con ella en ningún momento. Culpo a la primera impresión, puesto que su relación con Marçal me pareció acelerada y desproporcionada cuando se introdujo. Más tarde se hace lógico el impacto que tuvo en él; sin embargo, a mí me quedó el trauma de juzgarlos por un comportamiento típico, pero exagerado a mi ver.

La otra voz narradora es Anthía, nieta de Marçal y heredera de sus memorias. Al comienzo no me quedaba claro su papel en esta historia, pero su viaje personal me conmovió por la simpleza con la que lo vivió. Podría ser que me fue más fácil ponerme en la piel de ésta muchacha de 21 años, en comparación con Marçal, hombre bastante maduro en todas sus apariciones. 

Respecto al resto de personajes, es imposible hablar de todos en específico. Tampoco sé cómo generalizarlos. Uno de los puntos a favor que tuvo Shaly fue la diversidad de personajes, aunque la enorme cantidad dejó a bastantes como elementos de trama. Al final del libro se presenta un listado de los mismos, que podría ser de ayuda para no perderse, aunque yo no lo necesité. Dificultades aparte, se habla de personas de todo tipo; raza, religión o nacionalidad, y eso nunca es un obstáculo a la hora de hacer amistades o convivir. También se ensalza la voluntad de salir adelante a pesar de todo, así como aprovechar los recursos personales para ayudar al prójimo. Eso sí, no pude evitar notar un "tema romántico" persistente; que dejaré en letra blanca a pesar de que no es un spoiler en sí, porque es bastante obvio y se habla de ello desde el primer capítulo. Pero más vale prevenir que lamentar. SPOILER *Marçal estaba casado y no con Shaly. A ella se la topó en Bosnia y, la historia lo dice, se enamoró de él. Luego lo sedujo, vivieron una escapada romántica y volvieron a encontrarse un par de veces. Shaly y Marçal se llevaban más de ¿20? años de diferencia. Eso por sí solo no tiene ninguna importancia, pero en todos los romances principales se hace hincapié en la diferencia de edades, que creo nunca fue menor a 10-15 años. Y no se trata de sugar daddies.* No sé si este detalle fue voluntario, una forma de salirse de la norma social, o si en realidad es más común de lo que yo creo. En cualquier caso, llamó mi atención.

Sobre la trama. Como ya dije, a mí el principio me pesó mucho. Quizá alguien familiarizado con la geografía e idiomas en Europa no tendría este problema, pero yo sí lo tuve. Quitando eso del camino, la verdad es que le daba un toque muy apropiado, me creí totalmente que un personaje como Marçal fuera el narrandor. Otra cosa fue que la trayectoria emocional de los protagonistas no me llegó; es decir, la que yo creo era la rama principal de la historia no me interesaba y, en cambio, los "complementos" atraparon mi atención.
La narración fue el fuerte de Shaly, en mi opinión. Es una prosa bonita, rica en sentimientos y que cambia ligeramente de acuerdo al momento. Es decir, no es lo mismo leer las partes de Marçal que las de Anthía, ni es lo mismo situarse en Serbia que en Suiza.

Está organizada en capítulos de longitudes muy variadas, que van de cinco a veinte páginas, aproximadamente. Incluye correos escritos en formato de diario o de carta, así como capítulos narrados por uno de los protagonistas. La localización geográfica y temporal en que se narran está indicado al comienzo del capítulo, lo que ayuda bastante para ubicarse. Al final del libro se encuentran las notas para los curiosos, marcadas en el texto con números romanos, y que ocupan casi treinta páginas. Éstos datos no son "necesarios" para seguir la lectura, pero quise hacerlos notar por la amplitud de la documentación.

En resumen, Shaly es la clase de libros para los que hay que tomarse tiempo, sí o sí. Y aunque disfruté la lectura por la variedad de datos que aporta, la historia en sí no me atrapó.
Y a ustedes, ¿les llama la atención?
¿Les gusta ésta clase de novela?
⊱Angie⊰

4 comentarios:

  1. ¡Holaaa!
    La verdad que este libro me llama mucho, sobretodo por la sinopsis que es súper interesante. No se si lo voy a leer pero me lo apunto si por si se me presenta la oportunidad.
    También me llamó la atención eso que dices de que tiene links a videos y Youtube y guías de lectura. No lo había visto en otros libros,
    Un besooooo, nos estamos leyendo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      El único pero que le vi es que está muy caro en Book Depository, pero ya me fijé en Amazon y está como a la mitad. A mi también me llamaba mucho la atención por eso, y la verdad es que está muy completo. Se nota que el autor trabajó muchísimo en la investigación, hasta da la impresión de que hizo el viaje XD

      Nos leemos~

      Eliminar
    2. Número 2
      Continuación
      No tuve la más mínima voluntad de escribir para vender o de convertirme en escritor. Mi horizonte vital no me permite ya esos futuribles. Lo hice como divertimento. Las primeras cartas en el 2003 (año sabático), en un cajón desde el 2004 hasta el 2010, y finalmente dedicación intensa estos últimos años, ya con tiempo para ello. La publiqué porque me enteré hace un par de años que podía hacerlo mediante autoedición. El precio lo impuso la editorial Me Gusta Escribir a pesar de mis múltiples protestas (37,90 euros). Al cambiar ahora a Caligrama Editorial, el precio se ha situado en 20,90 euros, que ya es de mercado. Se está haciendo una segunda edición, con correcciones ortotipográficas, unas cuantas piezas musicales más y un par de cambios, pequeños. Y por mi parte me estoy documentando e imaginando a un joven Taffarel — que más tarde devino en Tafarell— viniendo desde el norte de Italia hasta los Pirineos, alrededores del año 1000. Después, quizás sigan el resto de personajes…
      Te agradezco mucho que te la hayas leído, aunque sea con esfuerzo, y que hayas manifestado tu sincera opinión. Con tu permiso, subiré tu reseña a las páginas de Facebook y la enviaré también a la editorial.
      Quedo a tu disposición
      Jesus Maria Real Lluch

      Eliminar
  2. Número 1
    Buenos días, Angie
    (Y buenos días, Arwen)
    Casualmente cayó en mi google tu reseña.
    Es cierto: la primera parte es complicada y puede llegar a ser descorazonadora, muy pesada de seguir y leer. Eso ya lo advertía en el prólogo: 'no es lectura de corrido... pero al final encajan todas las piezas del puzle'. Hay mucha información, producto de mi personal 'perfeccionismo', y además es información verificable (notas al pie y al final). Me dijeron desde la editorial el primer día, en una novela no hay por qué dar tanta información, sobran las notas, etc. Pero es difícil nadar contra la propia corriente. Los paisajes, lugares, nombres… en idiomas originales está hecho expresamente, y por ello figura su traducción —cuando se puede— al pie. Naturalmente endurece la lectura rápida y dificulta la comprensión, pero por el contrario es un toque de naturalidad y de cercanía a los diferentes escenarios. Entiendo que el lenguaje en un castellano que ha pretendido ser pulcro y variado también puede llegar a ser un problema para quienes hablan y escriben en los diferentes y ricos ‘españoles’ que tenemos. Igual que recomienda tener un ordenador a mano (enlaces), alguna otra reseña ha recomendado tener a mano un diccionario. Confieso que nunca pretendí escribir de una manera fácil. Porque no sé, y me gustaría. Y también afirmo que, al no tratarse de una novela de misterio, un thriller… no pretendí ocultar indefinidamente el final. De uno u otro modo, la historia es bastante previsible, aunque no lo son sus escenarios, escenas y actores.
    El romanticismo… ¿Alguien puede dudar que una persona, aunque lo disimule en ocasiones, desea alcanzar la perfecta unión espiritual con otra u otras personas? La historia de Shaly no es real. Posiblemente no existen súbitos enamoramientos, aunque —como se dice en Galicia, España— ‘haberlos, haylos’. No quise caer en los tópicos ni en las derivaciones de las típicas ‘crisis de los cuarenta’ (que por otro lado yo hace ya decenas de años he superado). Pero un tinte de romanticismo sí que existe, no el típico —como bien dices— sino algo más sutil. Soñar con alcanzar la utopía pienso que es inherente al ser humano.
    La trama… ¿Existe en realidad? Es evidente que algo hay de ella, porque ha de ser el entramado en el que se sustenta el relato. Pero no es lo más importante. ¿Cómo me explicaría? Me regalaron hace muchos años en Bratislava (Eslovaquia) —una linda muchacha, ¡no una Shaly! — una figurita que representaba a Buda, redondo y grandote, con una niña sentada en sus rodillas. ‘Te veo como a este Buda y a mí como a esa niña’, me dijo. Bien, la novela Shaly tiene un buda que es Marçal (pronuncia la ç como una ese: Marsal), y una niña que es su nieta Anthía. Al final del libro, el Buda-Marçal se ha convertido en un ser humano (virtudes y defectos) y para la Niña-Anthía ha perdido su aureola patriarcal para ser simplemente su abuelo.
    Los complementos… Ya me gusta que la novela sea soportable por esos complementos. ¿Protagonistas? Shaly ha de serlo: es el título del libro. Marçal y Anthía también, claro. Pero ¿qué me dices de Néstor, de Marko, de Gerard? ¿Y la propia historia de los Tafarell, casi novecientos años que salieron de un pueblo para regresar finalmente al mismo? ¿Y en menor medida, porque quise no extenderme más, el croata Ivo, el checo Jaromir, el escoces Duggie…? Todos y cada uno son merecedores de un relato, quizás no comercializable o sin interés para el público, pero seguro que lleno de sentido. Porque en la vida de uno mismo… ¿cómo diferenciar a protagonistas de algunos de sus complementos?
    (Continua en Número 2)

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯