viernes, 30 de enero de 2015

Reseña de: (La Sombra de Ender III) – Marionetas de la Sombra


Título original: Shadow Puppets
Autor: Orson Scott Card
Género: Fantasía

Sinopsis: Orson Scott Card trae a la vida un nuevo capítulo en la saga de la Tierra de Ender.


La Tierra y su sociedad ha sido cambiada irrevocablemente a raíz de la victoria de Ender Wiggin sobre los Fórmicos—la unidad forzada a las naciones en guerra por un enemigo alienígena ha sido destrozada. Las naciones se levantan de nuevo, buscando territorio e influencia, y más que nada, buscando controlas las habilidades y la lealtad de los niños de la Escuela de Batalla.

Pero una persona tiene una mejor idea. Peter Wiggin, el hermano mayor y más despiadado de Ender, ve que cualquier esperanza para el futuro de la Tierra recae en la restauración de un sentido de unidad y propósito. Y siente una llamada irresistible hacia la lealtad de los jóvenes guerreros de la Tierra. Con Bean a su lado, ambos remodelarán nuestro futuro.

Aquí está la continuación de la vida de Bean y Petra, y el resto de la Escuadra Dragón de Ender, donde toman sus lugares en el nuevo gobierno de la Tierra.




Para empezar, no sé si me siento decepcionada o no con el final. Creo que estuvo perfectamente pensado, pero se sintió muy raro. Apresurado de alguna manera, ¿no sé si porque lo leí muy rápido? Pero es clásico de un libro que tiene una continuación. Justo cuando había decidido darle un descanso a Card, ni modo, seguiremos con el duro y dale a la saga de La sombra de Ender.

Siguiendo con la amenaza del juego de Risk. Si bien la trama es política – creo que no tanto militar, aunque sí hubo de eso- también se le dio su lugar a otros temas. Continúa con los temas que abrió en La sombra del Hegemón, en particular con las vidas de Bean y Petra.


Aun no aprendo a ocultar spoilers aquí, así que quien no quiera leer el gran boom de este libro, pásese al siguiente párrafo. Justo ayer hice un descubrimiento que lo explica todo, decidí que ya era hora de leer el artículo de Wikipedia sobre Orson Scott Card y vi que él está completamente decidido a oponerse a los matrimonios homosexuales y a cualquier gobierno dispuesto a respaldarlo, alegando que la definición de matrimonio es una y nada más. Osea que los inocentes deseos de amor de Petra no fueron ninguna otra cosa que deseos de reproducción con Bean. Y parece que decidió olvidar sus personajes pasados y darles un nuevo enfoque: tener hijos. Claro que Petra siguió teniendo la boca grande y Bean siguió con su actitud de grandeza moral. Pero no se dedicaron a nada más que a tener hijos y a estar casados, a pesar de que estuvieron involucrados en algunos de los acontecimientos importantes del libro. Y ahora entiendo también por qué se supone que Ender estaba tan decidido a quedarse con los hijos de Novinha. Esa comprensión llegó tarde.


Y esta fue toda mi queja hacia algo que yo pienso que jamás debería ser el tema de ningún libro que se lea sin saber exactamente en dónde se mete. Como todo, es mi opinión personal.

Pasando a lo demás. Card fue de nuevo un excelente autor, no es demasiado obvio con lo que escribe, lo que yo siempre aprecio mucho. La construcción de sus personajes es muy completa, los hace crecer de forma convincente – excepto Petra y Bean, sigo con mi inconformidad-, en general conserva la coherencia que estableció en los libros anteriores. Porque después de todo, se supone que seguimos leyendo sobre niños.

No sé qué más podría decir sobre este libro. Es interesante, lo habría disfrutado totalmente, sin lugar a dudas, si no fuera porque me dominan mis opiniones personales.




miércoles, 28 de enero de 2015

Reseña de: (La Sombra de Ender II) – La Sombra del Hegemón


 Título original: Shadow of the Hegemon
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía, Juvenil

Sinopsis: Ender y su equipo de niños precoces, convertidos en brillantes estrategas, han permitido que la humanidad venciera en la guerra contra los insectores. El enemigo exterior ha quedado totalmente destruido, la especie humana se ha salvado y los viejos problemas provocados por la ambición, la política y la guerra vuelven a convertir la Tierra en el habitual campo de batalla entre humanos, ahora que la amenaza externa ha desaparecido.

Ender se ha marchado con Valentine, pero lo cierto es que los niños de la Escuela de Batalla retornados a la Tierra serán considerados algo más que héroes: son armas potenciales en la nueva guerra que se avecina. Todos ellos, menos uno, son secuestrados por diversas potencias y Bean, el lugarteniente de Ender acostumbrado a operar en la sombra, deberá afrontar la situación asociándose a Peter, el genial hermano mayor de Ender, cuyas ambiciones políticas tal vez le conduzcan a regir el planeta como nuevo Hegemón.

Card, la gran revelación en la literatura fantástica de los últimos años, ha obtenido por dos veces consecutivas los premios Hugo y Nebula con la famosa y popular Saga de Ender. También ha obtenido el premio mundial de fantasía con las emotivas historias de Alvin Maker, el Hacedor.

Tras el enorme éxito de El juego de Ender y La sombra de Ender, la popular saga continúa...

"Un descomunal juego de Risk: se trata de recurrir a la política y la diplomacia tanto para alcanzar el poder y mantenerlo como para garantizarse un lugar donde reposar en caso de perderlo." - Orson Scott Card.




Pues la sinopsis de Ediciones B en GoodReads tiene toda la razón en incluir el comentario de Card sobre que es una especie de juego enorme de Risk. Y aparentemente esta saga tomará la pauta que la Saga de Ender. Empezamos en la Escuela de Batalla, siguiendo el desarrollo de un niño genio que de alguna manera supera todos los obstáculos que le ponen los adultos, para mostrar su increíble destreza militar en la guerra contra los insectores- llamados fórmicos ahora, cosa de hormigas, supongo- y después se retira a explorarse interiormente. Ender a una colonia lejana y Bean a Grecia con su familia nueva.

En el segundo libro se plantea la situación que dará origen a toda la intriga política, conoceremos a los personajes principales que van a actuar en ella y que serán los elementos clave durante los clímax. Hay tres libros más en la saga de La Sombra de Ender, ¿serán una gran maniobra moral y política como en Ender el Xenocida e Hijos de la mente? Pronto lo sabré, y tal vez entonces ustedes también.

Lo que me gustó de este libro es que Card se toma el tiempo para introducirnos en las mentes de los demás niños de la Escuela de Batalla. Siguiendo la premisa de que no sólo Ender no era el único niño ahí, sino que la Escuadra Dragón no era la única escuadra en la escuela y que la generación de Ender y Bean no fue la única, aunque aparentemente la última. 
En este libro Bean ya no es el único protagonista, Petra se hace el centro de los giros que hay entre los acontecimientos y conocemos algunas de las facciones de niños de la Escuela de Batalla que las naciones formaron. Además de que nos muestra el inicio de la carrera de Peter como el Hegemón. 
Y seguimos con el mismo malo, siendo igual de malo que antes, Aquiles. Un villano muy práctico para el tipo de novela que está haciendo Card, pues busca poder como todos, pero tiene esta personalidad psicópata que le da carácter a su maldad.

Como siempre, Card hace un trabajo fantástico en su construcción de personajes. Creo que refleja en ellos el resultado de sus reflexiones sobre la dinámica de la historia humana. Me parece que habla al respecto al final de este libro o al final de La sombra de Ender. Tengo que confesar que acostumbro no leer sus comentarios finales…

¿Qué más cabe decir? Es una novela interesante, informativa si se es un ignorante como yo –idiota, decían los griegos, ¿no?-. Lo considero un libro muy coherente, lleno de pequeñas sorpresas, aunque no siempre fueran tan sorpresivas. A eso debo añadir que la personalidad de Petra me sorprendió muchísimo, quién diría que sí era una niña después de todo, y una niña algo precoz en mi opinión.


En resumen, Card empieza a parecerme repetido, pero se repite diferente. Osea que si tienen tiempo y ganas de un poco de maniobras políticas al estilo Orson Scott Card, además de curiosidad sobre qué otras creaciones salieron de la Escuela de Batalla, este libro es una excelente elección



sábado, 24 de enero de 2015

Reseña de: (La Sombra de Ender I) – La Sombra de Ender



Título original: Ender’s Shadow
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía, Juvenil

Sinopsis: Ender no era el único niño en la Escuela de Batalla, sólo el mejor entre los mejores. Bean, un ser prácticamente tan superdotado como Ender, verá en éste a un rival, pero también a un líder irrepetible. Con su prodigiosa inteligencia obtenida por manipulación genética, Bean ve y deduce incluso lo que Ender no llega a conocer. Lugarteniente, amigo, tal vez posible suplente, Bean nos muestra el trasfondo de lo que ocurría en la Escuela de Batalla y de lo que, tal vez, Ender nunca llegó a saber.

Card retorna, con el mismo estilo, temática y fuerza narrativa, al Ender de la Escuela de Batalla, donde el mayor líder de la humanidad se adiestra para derrotar a los insectores. Novela paralela y complementaria de la emotiva saga de Ender, Card amplía los acontecimientos narrados en
 El Juego de Ender con el punto de vista de Bean -un niño llamado a ser el lugarteniente de Ender y, en definitiva, un ser tan excepcional como su líder- y refuerza el incuestionable atractivo del mito que constituye la poderosa conclusión de la novela.




Personalmente, esta novela fue para mí un respiro después de las últimas dos partes de la Saga de Ender. ¿Puede ser que me sigo considerando parte del público juvenil? Tal vez. El hecho es que Orson Scott Card regresó a este género, en La sombra de Ender vemos un análisis moral menos insistente que en la saga original, aunque Bean, el protagonista, dedique muchas de sus observaciones al comportamiento de la gente y a sus conjeturas sobre el origen de éste.

Si alguien temía que leerla fuera una especie de pérdida de tiempo si ya leyó El juego de Ender, déjenme decirles que es un temor totalmente infundado. Si bien gran parte ocurre durante la estancia de Ender en la Escuela de Batalla, es una novela completamente independiente, incluso en la introducción el autor menciona que puede leerse por separado y no va a perderse nada. Aunque claro, en mi opinión resultará mucho más atractiva si se lee después de la Saga de Ender.

Y especialmente si se es capaz de no pensar en Ender todo el tiempo, en algún momento Bean es ridículamente Ender. No mentiré, me cansaba hasta niveles desesperados la forma en que Bean era intelectualmente perfecto, y espero no estar dando spoilers horribles, pero era un contraste muy chocante leer que Bean era mucho mejor, más listo y más rápido que Ender…y que lo opinara él mismo, pero que sin embargo Ender era un objeto de adoración tan absoluto que a pesar de todo él era la apuesta de todos. Fue un alivio cuando Bean se pasó al equipo de fans. Aunque Card le diera de algún modo un alcance superior, ¿sin el carisma? ¿Y qué pasa con la monja detective? ¿Y Graff buena onda? ¿Permisivo?... Como sea, al final del día Card salvó mi interés y terminé la novela con agrado.

Otra cosa que me gustó mucho fue el manejo de los personajes que tuvo Card - no puedo evitar recordar lo que Bean opina sobre referirse a alguien por su apellido, tienes tanta razón pequeñín… - Algo que aprecio mucho en un autor es la variedad de sus personajes, o quizá la habilidad para esconderse con astucia dentro de ellos. En ningún momento sentí que estuviera leyendo 20 personajes que en realidad son el mismo, pero dichos de forma diferente. Cada una de las creaciones de Orson Scott Card es independiente, no sólo tienen fondos distintos, si no que se expresan de manera diferente. 
También debo decir que al principio temía que Bean fuera una especie de segundo Ender, algo así como Ender sin los suaves sentimientos que tenía. Pero pronto fue claro que no iba a ser así, y vaya infancia que nos plantea. No sé en qué momento la inocencia infantil dejó de ser risitas y juegos, no es el único libro en el que he leído de niños crueles, pero me parece que es la primera vez que leo sobre niños crueles que son también objetivos, malvados y que lo saben y piensan que está bien. Leyendo esta novela es fácil olvidar que trata sobre niños que no están ni cerca de la pubertad. Tal vez es lo que se supone que brinda la genialidad, o al menos lo que el autor supuso.



En fin, La sombra de Ender fue para mí una grata sorpresa, no porque esperara algo malo, sino porque la empecé a leer con absoluta inocencia. No esperaba lo envolvente que sería, la astucia con que Orson Scott Card tejió la vida de Bean a la de Ender y, sobre todo, el modo en el que su desenlace me conmovería. A pesar de que al principio se me hacía ridícula la forma en que la historia de Bean es similar a la de Ender.



viernes, 23 de enero de 2015

Reseña de: (Saga de Ender IV) – Hijos de la Mente



Título original: Children of the Mind
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía

Sinopsis: Lusitania es único en la galaxia, un planeta donde coexisten tres especies inteligentes: los pequeninos, los humanos y la Reina Colmena y sus insectores. El planeta ha sido condenado por el Consejo Estelar a causa de la descolada, el virus letal para los humanos e imprescindible para la biología de los pequeninos. Gracias a que Jane, la inteligencia artificial aliada de Ender, ha hecho posible un misterioso viaje más allá del univeso, Ender ha creado dos nuevos seres, verdaderos “hijos de la mente” suyos, que se unen a él en la difícil lucha por salvar Lusitania.

Una especulación sobre el ser y la conciencia que no rehúye reflexionar sobre la religión, la política y el poder.




Como se ha dicho, Card no rehúye reflexionar sobre la religión, la política y el poder. No sé si tan extensamente como en Ender el Xenocida, pero definitivamente no se abstiene. Una cosa muy rara, ya que Card se dedicó largamente a reflexionar sobre el carácter “patriótico” de sus mundos, es precisamente el hecho de que creó mundos patrióticos. Ni siquiera en la actualidad los países son tan diferenciados, pero eso no detiene al buen Card, ni siquiera se cuestiona cómo es posible que Sendero sea un planeta que es chino y ya –, que Viento Divino un planeta que es japonés – y ya – y que Lusitania sea prácticamente un mini Brasil.

En fin, los problemas que tuve con el libro anterior siguen, pero Card me distrajo un poco más con un tema que no puedo dejar de mencionar: la imaginación. Y aquí corren el riesgo de leer un spoiler muy peligroso, pero total. En algún momento, Card decidió que la imaginación puede vencerlo todo, y por todo, me refiero a todo. Y no fue suficiente, la imaginación es el motor que mueve prácticamente toda la trama de esta novela. Hasta este argumento estaba bien con su ciencia, el ansible tiene una especie de sentido, ¿manejar la gravedad? Ya se ha hablado al respecto, además de que suena muy bien. ¿Pero qué pasó con eso de la imaginación? Tengo la esperanza de haber entendido mal lo que pretendía decir con eso.

Y algo de lo que no he hablado lo suficiente: los personajes. En serio parece que Card trataba de sacarme canas verdes. Novinha se convirtió para mí en el absoluto enemigo en este libro, Card debe odiar a las mujeres para atreverse a crear un personaje como ella, absolutamente todo lo que hace esa mujer es joder. Literalmente, ella sola ha causado prácticamente todos los problemas emocionales de la mitad de la saga. Y vaya que Card no perdió el tiempo hablando al respecto. ¿Y qué otro personaje es absolutamente insoportable? Quara, con su humor de perros, dedicada a llevarle la contraria a todos, que por supuesto están tratando de salvar el mundo, osea que ella está dedicada a destruirlo. Al final resulta que tenía razón en un argumento, lo que hizo que su campaña resultara de verdad suicida. Y la coherente y amable Valentine dejó de ser tan coherente y amable. Ender se dejó llevar por Novinha, pero salvó su “alma” con su imaginación. Realmente quisiera decirles cuántas cosas se sacó Card de la manga con ese pretexto, pero no puedo arruinar tantas cosas para quienes no hayan leído el libro.

Así que es mejor terminar rápido. No puedo decir que sea de mis favoritos, pero no fue tan malo. Sigue siendo interesante la manera en que Card trata los asuntos humanos. Además de seguir haciendo cabriolas con las especies alienígenas que  inventó, los diálogos inter-especies tienen su encanto. De algún modo este libro funciona, a pesar de los detalles perturbadores que incluye.

Fue algo forzado, creo que simplemente dejó atrás el hilo de Ender y decidió que la saga iría más allá – en mi opinión mucho más allá de lo que habría querido -, pero se las arregló para acabar con todo lo que empezó…casi. Tal vez en algún libro futuro se aclare con Jane, o con la descolada, o con esos hijos de la mente que hizo Ender. No lo sé, pero con este libro ha sido suficiente de hablar de raman, varelse y lo que sea.


Y definitivamente no fue el final espectacular que esperaba para la saga de Ender, aunque fue muy – muy - creativo, sin lugar a dudas



Reseña de: (Saga de Ender III) – Ender el Xenocida



Título original: Xenocide
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía

Sinopsis: Lusitania es único en la galaxia. Un planeta donde coexisten tres especies inteligentes: los cerdis, que evolucionaron en el mismo planeta; los humanos que llegaron como colonizadores; y la reina colmena y sus insectores, llevados por el joven Ender unos años atrás. El planeta ha sido condenado por el Consejo Estelar a causa de la descolada, un virus letal para los humanos e imprescindible para la biología de los cerdis. Jane, la inteligencia artificial aliada de Ender y nacida del nexo de ansibles que comunican la galaxia, ha salvado Lusitania interfiriendo con la Flota Estelar y creando un insondable misterio a escala galáctica.
 

En el planeta Sendero, con una cultura derivada de la antigua China, la niña Quing-jao tiene el encargo de descubrir la causa de la desaparición de la flota estelar. Su prodigiosa inteligencia le ha de permitir lograrlo, y ello pone en peligro la existencia de Jane y la supervivencia de las tres especies inteligentes conocidas. La intervención de Ender se hace de nuevo imprescindible.




No escribiré mucho sobre este libro. Se empezó a hacer pesado antes de la mitad, no sé en qué estaba pensando Card cuando lo escribió. Al mismo tiempo que mete, en mi opinión de manera muy forzada, detalles de “ciencia” se dedica a diatribas morales laargas, largas. Quing-jao fue una carga para mi mente desde el principio, y no es que tenga nada en contra de las personas religiosas, pero no…simplemente no. Ella es todo lo que podría odiar en una persona religiosa, terca hasta el hastío, pero dolorosamente racional, en su opinión.

¿Y Wang-mu? Sólo Quing-jao era peor, pecaré de spoiler en un par de líneas, así que no leas este párrafo si no quieres saber un “asombroso giro de la historia” antes de saber por qué se supone que es un asombroso giro de la historia – ni siquiera recuerdo si es parte de este libro o del siguiente en la saga- ¿qué pretendía Card al hacerla la excepción al gen malo de Sendero? No puede haber una manera más tonta de crearle expectativa a un personaje. Estoy llena de furia al respecto, y aquí acaba el spoiler innecesario.

No fue todo malo, aunque en mi opinión Ender fue degradado, Card llevó su empatía muy lejos, contagió a uno de mis héroes favoritos del humor horrible de la familia Ribeira. Tantos personajes, durante tantas páginas, quejándose sin parar, sufriendo por el destino horrible que les trae la Flota Lusitania, y ellos tan desprovistos de recursos. Hasta mi reseña es quejumbrosa, ya me contagié yo también.

Como sea, no sé si pudo ser mejor, creo que el hilo principal de la historia era la posibilidad de un segundo genocidio, seguido de la extensa exploración de cuánto puede ampliarse el término “humanidad”, y no es que tenga nada en contra de Jane, la principal víctima del monopolio que los humanos tienen de la humanidad, es decir, además de los cerdis con su malvada descolada.

Pero por sobre todas las cosas, este libro tiene uno de los peores finales que he leído en mi vida. Supongo que pretendía ser una especie de final feliz para la trágica heroína/villana de la historia, pero sólo pude pensar en qué tontas pueden ser las personas. Acaban de librar una batalla contra las mentiras…y van y caen en la misma estúpida mentira. Todo porque la pobre niña tonta sigue de terca, tan terca y tan tonta como fue a lo largo de todo el libro.



Resumiendo, no lamento haberla leído, lamento no tener el carácter que se debe tener para disfrutar de los libros largos que tratan de realmente pocas cosas. Espero que ustedes, mis adorables lectores imaginarios, sean capaces de disfrutar este libro, porque Card es un buen autor. Sólo que no fue especialmente bueno esta vez.



lunes, 19 de enero de 2015

Reseña de “La música del silencio”


Título original: The Slow Regard of Silent Things
Autor: Patrick Rothfuss
Género: Ficción, Fantasía

Sinopsis: La Universidad, el bastión del conocimiento, atrae a las mentes más brillantes, que acuden para aprender los misterios de ciencias como la artificería y la alquimia. Sin embargo, bajo esos edificios y sus concurridas aulas existe un mundo en penumbra, cuya existencia sólo unos pocos conocen.
En este laberinto de túneles antiguos, de salas y habitaciones abandonadas, de escaleras serpenteantes y pasillos semiderruidos vive Auri. Tiempo atrás fue alumna de la Universidad. Ahora cuida de la Subrealidad, para ella un lugar acogedor, maravilloso, en el que podría pasarse la eternidad mirando. Ha aprendido que hay misterios que no conviene remover; es mejor dejarlos en paz y a salvo. Ya no se deja engañar por la lógica en la que tanto confían en lo alto: ella sabe reconocer los sutiles peligros y los nombres olvidados que se ocultan bajo la superficie de las cosas.

La música del silencio es una historia lírica y evocadora que ofrece a los lectores de El nombre del viento y El temor de un hombre sabio la oportunidad de ver ese mundo a través de los ojos de Auri, uno de sus personajes favoritos, y de descubrir cosas que hasta ahora sólo ella sabía.



Patrick Rothfuss, el autor, temía que La música del silencio no fuera a gustar, pero cómo podría ser posible no disfrutar algo escrito por este señor, sinceramente. A pesar de que en este libro nos salimos del “tono” de aventura épica que leímos en El nombre del viento y El temor de un hombre sabio no deja de ser parte de este universo que ha cautivado tanto, Pat nos aleja de la vertiginosa vida de Kvothe y nos acerca al pequeño y calmo universo de Auri. Nos introduce a lo que significa ver su mundo. Aunque él se queje de que la única acción que hubo fue cómo hace Auri el mejor jabón de la historia, yo sé que es imposible sentirse apático durante la lectura, aún hacer jabón se convierte en una aventura cautivadora, una pequeña ventana a saber la forma de las cosas. 
Disfruté cada página, la lectura resulta divertida, interesante, amena. 
En mi opinión, esta novela nos permite una mejor comprensión de la clase de mundo que Patrick creó para La Crónica del Asesino de Reyes, es como aprender jugando, a lo largo del libro Pat revela muchas cosas, pero de una forma tan divertida que me sentí tentada a leerlo a un niño. Por supuesto que después recordé que los niños a mi alcance gustan de dejar marcas de su paso por todo lo que cae en su espacio de influencia.

Patrick Rothfuss sigue siendo mi autor favorito, es decir, ¿quién más podía hacer que viera las tiendas de jabones naturistas con tanto interés?

Además, todos amamos a Auri. Es un libro adorable, lleno de pequeñas cosas que, aunque no te hubieras dado cuenta, siempre quisiste saber. Definitivamente, es un libro que leería un millón de veces. Pero como dice Pat, no comiences con este libro.


Reseña de: (La Crónica del Asesino de Reyes II) – El Temor de un hombre sabio



Título original: The Wise Man’s Fear
Autor: Patrick Rothfuss
Género: Ficción, Fantasía, Aventura, Épico

Sinopsis: El hombre había desaparecido. El mito no. Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino, Kvothe había borrado su rastro. Y ni siquiera ahora que le han encontrado, ni siquiera ahora que las tinieblas invaden los rincones del mundo, está dispuesto a regresar. Pero su historia prosigue, la aventura continúa, y Kvothe seguirá contándola para revelar la verdad tras la leyenda.




Esta vez el libro es un poco más lento, ya conocemos a sus protagonistas y sabemos lo que esperamos, Pat se tomó su tiempo construyendo la historia del segundo día. La vida de Kvothe es de algún modo menos vertiginosa, a pesar de que Kote narra muchas de las aventuras que le dieron fama en su juventud. Tal vez yo lo siento así porque las claves del segundo libro están prácticamente todas en el primer libro y lo leí una docena de veces antes de tener este en mis manos, de algún modo ya sabes lo que va a ocurrir, y sin embargo es sorpresivo. 

Hay partes de la historia que se toman su tiempo, Kvothe viaja y descubre un mundo que creía conocer, y con él viajamos nosotros. Nos abrimos paso a lugares desconocidos y descubrimos historias que el mundo ha olvidado. Kvothe crece, aprende a dominar su mente y su cuerpo mientras se enfrenta a los nuevos caminos que convertirse en adulto abre ante él. Ya no es un niño luchando por no ser tratado como tal. Pero la edad lleva consigo otra clase de problemas.

Y mientras Kote revive su pasado, el mundo sigue tejiendo una historia que se niega a dejarlo ir. Vemos cómo sus hilos se cierran a su alrededor, o al menos eso espero. Al mismo tiempo que descubrimos su pasado entendemos cosas de su presente, Patrick ha sabido introducir los detalles a medida que avanzamos en la lectura, tanto en la narración del pasado como en la del presente. Nos abre su mundo con astucia, para que sepamos lo que tenemos que saber para entender. Hay historias encapsuladas, pistas hasta descaradas a lo largo del texto, y aun así todo conserva su debido misterio, crea expectativa y le abre el camino al relato principal.

No quisiera dar ningún spoiler, pero diré que en El temor de un hombre sabio vemos cómo Kvothe se convierte en el héroe que cuenta la leyenda, al mismo tiempo que el viejo Kote sale poco a poco del cascarón que ha creado para protegerse.


En pocas palabras, creo que este libro nos prepara el escenario para la parte fuerte de la historia. En El nombre del viento se nos plantea el origen de la leyenda, Patrick nos enseña por qué Kvothe es como es, en El temor de un hombre sabio vemos cómo toma esa base y construye sobre ella al hombre que cambió el mundo. Ya sabemos muchas cosas, pero el joven Kvothe apenas descubre el mundo en el que vive y el mundo empieza a descubrirlo a él.



No sé por qué Pat es tan bueno capturando historias, pero El temor de un hombre sabio es una obra maravillosamente realizada. Aunque pueda decirse que se entibió, estamos llegando con elegancia al desenlace de esta trilogía que no puede dejar de estar en tu colección.



domingo, 11 de enero de 2015

Reseña de: (La Crónica del Asesino de Reyes I) – El Nombre del Viento


Título original: The Name of the Wind
Autor: Patrick Rothfuss
Género: Ficción, Fantasía, Aventura, Épico

Sinopsis: He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.

(Admito que no es lo que puede llamarse síntesis...pero es la contraportada de las primeras ediciones en castellano, y es irresistible).


Es difícil escribir sobre un libro que me gusta tanto, de un autor al que adoro. Pero intentaré ser objetiva, aunque sé que es imposible.

En fin, como ya deben imaginarse, en mi opinión El nombre del viento es un libro maravilloso. Patrick Rothfuss nos guía a un mundo clásico, pero cautivador. En este libro podemos encontrar todos los ingredientes de un libro de fantasía: el huérfano que tiene en su interior el poder de cambiar el mundo, el malo que está más allá de los límites de cualquier persona, el viejo sabio que inicia al joven héroe, la hermosa chica que está fuera de su alcance, y sin embargo se aman sin poder estar juntos. A pesar de que podría decirse que es una novela de molde, Pat es tan bueno en lo que hace que sólo puedes amar su historia. 

Nos habla de su mundo a pasitos, no se pierde en kilométricas descripciones, pero de algún modo sientes que conoces todos los fundamentos del universo de La crónica del asesino de reyes. Sus personajes están llenos de carisma, nos escribe desde la perspectiva de Kvothe, pero llegas a conocer a todos los personajes, todos tienen personalidades individuales.

Quisiera decir que es imposible ver a Patrick detrás de sus letras, pero si lees con ansias hasta sus estados en Facebook se hace medio imposible no conocer, aunque sea un poco, al autor, así que a estas alturas ya sé algunos de los detalles que salieron directitos de su vida. Y aunque suelo sentirme molesta cuando encuentro esos detalles, creo que Pat peca tan discretamente que está bien.



En pocas palabras, y para evitar la tentación de salir con spoilers, El nombre del viento es un libro que se merece estar en su repisa favorita. Es una lectura ligera, pero llena de secretos escondidos que hacen que cada nueva lectura sea una experiencia diferente. 



sábado, 10 de enero de 2015

Reseña de: (Saga de Ender II) – La voz de los muertos


Título original: Speaker for the Dead
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía

Sinopsis: Después de su terrible guerra, Ender Wiggin desapareció, y una voz poderosa surgió: el Portavoz de los muertos, que habló de la verdadera historia de la Guerra de los Insectores.
Ahora muchos años más tarde, una segunda raza alienígena se ha descubierto, pero una vez más el comportamiento de los alienígenas es extraño y aterrador... otra vez, han muerto seres humanos. Y es sólo el Portavoz de los Muertos, que es también Ender Wiggin el Genocida, quien tiene el coraje de enfrentar el misterio... y la verdad.



El libro tiene un ambiente emocional radicalmente distinto, he leído que el autor escribió El juego de Ender para darle contexto a La voz de los muertos, y sinceramente no sé cuál de ambos es mejor. El juego de Ender gana en popularidad, pero para mí La voz de los muertos es una novela más madura, tal vez era la intensión del autor que fuera así, ya que seguimos acompañando a Ender en su crecimiento. 

En esta ocasión enfrentamos a un Ender de aproximadamente 30 años (tal vez fui descuidada, pero juraría que en el libro menciona diferentes edades) que lucha contra el remordimiento por el genocidio de los insectores, el sentimiento de no pertenencia a una sociedad que lo ha convertido en un monstruo y sus ansias de enmendar una infancia en la que fue apartado de cualquier familia. 

Ender trata de lavar su conciencia viajando de mundo en mundo como un “Portavoz de los muertos”, una persona a la que se solicita para hablar sobre la vida de alguien sin ocultar nada ni juzgar nada. Ender usa su empatía natural para descubrir la verdad que dejan los muertos tras de sí. En Lusitania ha muerto alguien a mano de una raza inteligente recién descubierta, los cerdis, y es la misión de Ender viajar a encontrar la verdad que ocultan, dejando atrás a su amada hermana Valentine. Pero Lusitania tiene más de lo que Ender podría esperar encontrar.

Esta vez se nos ofrece un lado distinto de Ender, ahora exploramos los lugares a los que el don de la empatía lo conduce, dando como resultado un libro muy lejano a la ciencia ficción tradicional, pues el autor conserva el enfoque mental que vimos en El juego de Ender. Es interesante la forma en que se plantea el problema de enfrentar a una nueva especie de vida inteligente, que en mi opinión fue el principal atractivo de esta obra, y cómo distintos modos de intentar resolverlo afectan la dinámica del universo humano.


Orson Scott Card nos muestra de nuevo su maestría como escritor, dándonos una novela que cautiva desde el primer momento.



miércoles, 7 de enero de 2015

Reseña de: (Saga de Ender I) – El Juego de Ender


Título original: Ender's Game
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia Ficción, Fantasía, Aventura

Sinopsis: Con el fin de desarrollar una defensa segura contra el siguiente ataque de una raza alienígena hostil, agencias gubernamentales crían niños genios y los entrenan como soldados. Un muchacho joven y brillante, Andrew "Ender" Wiggin vive con sus amables pero distantes padres, su sádico hermano Peter, y la persona que ama más que nadie, su hermana Valentine. Peter y Valentine fueron candidatos para el programa de entrenamiento de soldado, pero no calificaron – el joven Ender es el Wiggin arrastrado a la Escuela de Batalla orbital para recibir entrenamiento militar riguroso.

Las habilidades de Ender hacen de él un líder respetado en la escuela y en la Sala de Batalla, donde los niños juegan en simulacros de batallas en gravedad cero. Sin embargo, al crecer en una comunidad artificial de jóvenes soldados Ender sufre en gran medida de aislamiento, la rivalidad de sus pares, la presión de los maestros adultos, y el miedo inquietante a los invasores alienígenos. Sus batallas psicológicas incluyen la soledad, el miedo a estar convirtiéndose en el hermano cruel que recuerda, y avivar las llamas de la devoción a su querida hermana.
¿Es Ender el general que la Tierra necesita? Pero Ender no es el único resultado de los experimentos genéticos. La guerra contra los insectores ha estado librándose desde hace cien años, y la búsqueda del general perfecto se ha prolongado durante casi el mismo tiempo. Los dos hermanos mayores de Ender son tan inusuales como lo es él, pero de maneras muy diferentes. Entre los tres se encuentran las habilidades para rehacer el mundo, es decir, si sobrevive. 




Es un libro ligero, pero no por eso insustancial, cada página está llena de información interesante para la historia, con personajes y situaciones que le dan vida al protagonista y nos permiten acompañarlo en su desarrollo
Nunca suelta el hilo principal (la guerra contra los insectores), y sin embargo toca una gran gama de aspectos de la mentalidad de Ender, dándole la profundidad que uno espera de un genio sin olvidar que es sólo un niño. Mientras avanzamos en la lectura, acompañamos al niño Ender mientras aprende que para la tarea que le han encomendado tiene que vencer límites que ni siquiera sabía que tenía. Comienza enfrentándose a temores infantiles con una madurez antinatural en un niño de su edad y termina luchando contra un peso que nadie debería soportar solo…

Aunque no entre en detalles “duros” de ciencia ficción, no deja de incluir innovaciones que podemos esperar de una humanidad colonizadora del universo. Me gusta que no se incluyan grandes descripciones de estas tecnologías, pues es lógico que no sean un punto importante, ya que el relato es sobre cómo Ender crece y cómo evoluciona su pensamiento. De cualquier forma, en mi opinión no se echan en falta suposiciones de cómo podría ser posible que existan algunos dispositivos.

Definitivamente es un libro que vale la pena leer, resulta ameno y estimulante.